Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista

Stefan Zweig se refirió al gran humanista Erasmo de Rotterdam como el primer “europeo consciente de serlo”. Para él, Erasmo period el “maestro venerado”, al que se sentía unido no solamente en lo espiritual sino sobre todo en el rechazo de toda clase de violencia.

Show description

Preview of Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista PDF

Similar Biography books

Zumwalt: The Life and Times of Admiral Elmo Russell "Bud" Zumwalt, Jr.

“Painstakingly researched and crafted, Larry Berman’s Zumwalt is a compelling and wealthy portrait of 1 of the nation’s nice patriots. ”—Walter Anderson, former editor and CEO of ParadeZumwalt is a compelling portrait of the debatable army guy who's broadly considered as the founding father of the trendy U.

Great Philosophers Who Failed at Love

Few humans have failed at love as spectacularly because the nice philosophers. even though we respect their knowledge, heritage is plagued by the romantic mess ups of the main brilliant women and men of all ages, including:Friedrich Nietzsche: "Ah, ladies. They make the highs larger and the lows extra common.

Sing to Me: My Story of Making Music, Finding Magic, and Searching for Who's Next

During this long-awaited memoir, illustrated with over a hundred never-before-seen images from his own assortment, the groundbreaking checklist manufacturer chronicles his struggles, his luck, and the prestigious artists that made him a legend. over the past twenty-five years, mythical song manufacturer and list guy l. a. Reid—the guy in the back of artists resembling Toni Braxton, Kanye West, Rihanna, TLC, Outkast, Mariah Carey, crimson, Justin Bieber, and Usher—has replaced the track enterprise without end.

Christopher Isherwood: Diaries Volume 1.

In 1939, Christopher Isherwood and W. H. Auden emigrated jointly to the USA. In spare, luminous prose those diaries describe Isherwood's look for a brand new existence in California; his paintings as a screenwriter in Hollywood, his pacifism in the course of international battle II and his friendships with such proficient artists and intellectuals as Garbo, Chaplin, Thomas Mann, Charles Laughton, Gielgud, Olivier, Richard Burton and Aldous Huxley.

Additional resources for Erasmo de Rotterdam: Triunfo y tragedia de un humanista

Show sample text content

Erasmo sólo pudo aportar claridad pero no dar forma, sólo preparar pero no culminar. los angeles Reforma no llevó su nombre en los angeles frente. Otro cosechó lo que él sembró. GRANDEZA Y LÍMITES DEL HUMANISMO Erasmo alcanza el cenit de su fama entre los cuarenta y los cincuenta años: durante siglos Europa no conoció ninguna mayor. No hay contemporáneo, ya sea Durero, Rafael, Leonardo, Paracelso o Miguel Ángel, cuyo nombre se pronuncie con l. a. misma veneración en el cosmos espiritual de aquellos días ni escritor cuya obra se difunda en tantas ediciones. Nadie tiene un prestigio ethical o artístico related al suyo. A principios del siglo XVI Erasmo representa los angeles encarnación de los angeles sabiduría por antonomasia, �optimum et maximum», lo mejor y más elevado que se pueda pensar, como loa Melanchthon en su panegírico latino, l. a. irrefutable autoridad en cuestiones científicas, poéticas, terrenales y espirituales. Se le aprecia como �doctor universalis», �príncipe de l. a. ciencia», �patrón de los estudios» y �valedor de l. a. verdadera teología». Lo llaman �luz del mundo» o �pitia de Occidente», �vir incomparabilis et doctorum phoenix». Ninguna loa que se le dedique es exagerada. �Erasmo», escribe Mutian, �excede l. a. medida humana. Es divino y digno de ser venerado en devoto recogimiento como un ser celestial». Y Camerario, otro humanista, informa: �Todo aquel que no quiera pasar por un extranjero en el reino de las musas lo admira, glorifica, aprecia. Recibir una carta de él ya es una gran fama y un triunfo espléndido, pero quien puede dirigirle los angeles palabra, ése es un bienaventurado en l. a. tierra». Efectivamente: empieza una carrera por ganarse el desire del erudito —hasta entonces un desconocido que había ido viviendo de dedicatorias, clases particulares y cartas mendicantes, que con halagos humillantes había obtenido flacas prebendas de los mismos poderosos que ahora lo cortejan—. Es un espectáculo glorioso ver cómo el poder y el dinero terrenales se ven forzados a servir al espíritu. Emperadores y reyes, príncipes y duques, ministros y profesores, papas y prelados compiten en sumisión por el want de Erasmo. El emperador Carlos, soberano de Ambos Mundos, le ofrece un puesto en su consejo, Enrique VIII quiere llevárselo a Inglaterra, Fernando de Austria a Viena, Francisco I a París. De Holanda, Brabante, Hungría, Polonia y Portugal llegan las más atractivas solicitudes, cinco universidades se pelean por el honor de cederle una cátedra, tres papas le escriben cartas respetuosas. En su cuarto se amontonan los tributos espontáneos de ricos admiradores, que le envían cálices de oro, vajillas de plata, cargamentos de vino y libros muy valiosos, todo para atraérselo, para llamarlo a engrandecer con su gloria l. a. de ellos. Erasmo, prudente y escéptico, acepta todas estas dádivas y honores cortésmente, incluso deja de buen grado y sin disimular su satisfacción que lo agasajen, loen y glorifiquen, pero no se vende. Se deja servir pero no sirve a nadie, avanzadilla imperturbable de los artistas en su lucha por l. a. libertad inside y l. a. insobornabilidad, o sea, por las condiciones que él considera presupuestos indispensables del comportamiento ethical.

Download PDF sample

Rated 4.79 of 5 – based on 22 votes