El enigma del Santo Grial

Una trepidante novela de aventuras, acción e intriga; impregnada de misterio desde l. a. primera hasta l. a. última página.

Año 1367. Los dos hombres más importantes de una clandestina sociedad cátara aparecen torturados y asesinados en l. a. ciudad de Narbona, al sur de Francia. Pertenecen a l. a. hermandad encargada de guardar el Santo Grial desde hace siglos.

Raimond Guibert, jefe militar del papa Urbano V, haciendo un want a los angeles mujer que lo adoptara en su infancia, se desplaza hasta Narbona para indagar sobre estas muertes. Mientras lleva a cabo sus pesquisas, conocerá a Joseph Clyment, un miembro de esta secreta sociedad cátara. Este le revelará que desde hace siglos son los responsables de mantener oculto el Santo Grial, que fue guardado por sus predecesores, y necesita encontrar el lugar donde está escondido antes de que lo hagan los que asesinaron a sus líderes, si es que no lo han hecho ya. Raimond aceptará ayudarle al estar convencido de que esta búsqueda le llevará hasta el asesino.

La búsqueda estará llena de pistas que deberán descifrar si quieren encontrar el cáliz de Cristo. Pero también estará llena de peligros.

Show description

Preview of El enigma del Santo Grial PDF

Similar Adventure books

24 Declassified: Vanishing Point

Quarter fifty one: America's top-secret complex army checking out floor, hidden away within the Nevada wilderness, the place the striking guns of the next day are being constructed. yet a mole contained in the impregnable facility has been leaking hugely complicated killing know-how to America's worst enemies . . . who intend to show its harmful energy on an unsuspecting kingdom sooner than the day is out.

The Long Utopia (Long Earth)

The fourth novel in Terry Pratchett and Stephen Baxter’s across the world bestselling “Long Earth” sequence, hailed as “a wonderful technological know-how fiction collaboration . . . a love letter to all Pratchett enthusiasts, readers, and fanatics of ask yourself in all places” (Io9). 2045-2059. Human society maintains to conform on Datum Earth, its battered and weary beginning planet, because the unfold of humanity progresses in the course of the many Earths past.

Redwall (Redwall, Book 1)

Ideal for lovers of C. Alexander London's The Wild Ones, and Mrs. Frisby and the Rats of NIMH. The query in this first quantity is resoundingly transparent: What can the peace-loving mice of Redwall Abbey do to shield themselves opposed to Cluny the Scourge and his battle-seasoned military of rats? If purely that they had the sword of Martin the Warrior, they could have an opportunity.

Angelmaker (Vintage Contemporaries)

A Wall highway magazine and Booklist most sensible secret of 2012A Best technology Fiction ebook of 2012 -- The GuardianGeekDad's most sensible grownup Fiction of 2012 -- Wired. comFinalist for the l. a. occasions booklet Prize and the Arthur C. Clarke AwardA rollicking romp of a undercover agent mystery from the acclaimed writer of The Gone-Away global.

Extra resources for El enigma del Santo Grial

Show sample text content

Estar allí encerrado, en las mazmorras del Santo Oficio, acusado de herejía, period insufrible, sobre todo porque no tenía nada con lo que poder abstraerse. Eran veinticuatro horas al día dándole vueltas a su enloquecido cerebro, pensando en el negro futuro que le esperaba y maldiciendo su mala fortuna por estar en el sitio equivocado a l. a. hora equivocada. No se merecía esto, se repetía una y otra vez. Pero daba igual lo que pensara o lo que mereciera. Laurent llevaba encerrado en las mazmorras de l. a. Inquisición tres días con sus tres noches, encadenado a los angeles pared por argollas en los tobillos. seventy two horas en las que apenas había podido dormir. Un sufrimiento continuo que acabaría en locura a no mucho tardar. Cuando el preboste lo encerró en prisión, mientras Laurent le juraba que él no había cometido tal atrocidad, le aseguró que indagaría con premura y justicia, dejándole más tranquilo. Pero todo cambió al amanecer. Por lo visto, los angeles Inquisición se interesó por él al haber cometido ritos satánicos. Laurent no podía negar que algo así debió de haber ocurrido dado el escalofriante escenario que vio, pero también tenía presente que sus opciones de salir indemne se reducían notablemente, tal vez a una entre un millón. Inmediatamente lo trasladaron al Santo Oficio, donde lo encerraron sin más preámbulos en las mazmorras, un lugar donde preferirías estar muerto. Y todavía faltaba lo peor, lo sabía. Todo el mundo lo sabía. Se trataba de las famosas torturas de l. a. Inquisición. Cuando pensaba en ellas temblaba de pavor. Se maldijo una vez más por l. a. perra fortuna con l. a. que el buen Dios le había obsequiado. Al amanecer del cuarto día, el alguacil le liberó de las argollas, mientras Laurent lo miraba horrorizado. �Le torturarían ahora? El alguacil le agarró sin contemplaciones y lo llevó a empujones fuera de los angeles mazmorra. —¿Adónde me llevas? —preguntó pavoroso. —Hoy es el día del juicio —contestó escuetamente, sin dejar de zarandearlo. Laurent se tranquilizó un poco al oír esto. No iban a torturarlo, o al menos eso creía él. Pero enseguida llegaron las dudas. �Un juicio? los angeles verdad es que no sabía nada del procedimiento en estos casos. Tal vez habían encontrado pruebas sobre su inocencia, o quisieran oír lo ocurrido aquella nefasta noche. Lo que parecía evidente period que se abría un hilo de esperanza por poder salir indemne de tal trance. En el pasillo de las mazmorras se encontraba un oficial y cuatro soldados para custodiarlo hasta su destino. El oficial abría el paso, dos soldados iban delante de Laurent y otros dos, detrás. Atravesaron los angeles estancia del alguacil y subieron las escaleras, alejándose de aquel infierno. Laurent cada vez estaba más convencido de que caminaba hacia l. a. salvación, de que todo se aclararía en aquel juicio. Después lo condujeron a través de pasillos y desfiló ante frailes, sacerdotes y escribanos, los cuales se apartaban para permitirles el paso. Caminaban a grandes zancadas, sin importarles si empujaban de malos modos a quien estorbara en su camino. Por fin llegaron a su destino y se pararon frente a unas enormes puertas de madera de doble hoja.

Download PDF sample

Rated 4.14 of 5 – based on 5 votes